jueves, 6 de septiembre de 2012

Tarta Red Velvet y cumpleaños de la yaya

¡Hola a tod@s! ¿Qué tal? Por aquí nosotros bien... El otro día fue el cumple de mi abuela, cumplió la moza 86 años. Sí, sí, se dice pronto, eh. Y como es una de las personas que más quiero, estuve pensando, pensando y se me ocurrió hacerle una red velvet. No sé por qué, pero es que es una tarta que me parece muy elegante y la ocasión la merecía.


 Me resulta preciosa, y luego al hacerle el corte, el contraste de colores es precioso...

¡Aquí una foto del corte! ¿A que queda bonito? Bueno, no me lío más y os cuento: la receta la he sacado del blog de Clara, Cupcakes y tartas. Lo único es que mi molde es de 15 centímetros de ancho y 10 de alto, y lo que yo hice fue dividir la masa en dos, y de los bizcochos que me salieron los corté por la mitad, cogí tres y el otro 'pal buche' jejeje, es que está de un rico...

Ingredientes:

- 125 g. de mantequilla a temperatura ambiente
- 275 g. de azúcar
- 2 huevos
- 280 g. de harina
- 15 g. de cacao en polvo
- 1 cucharadita de levadura en polvo
- 1 cucharadita de bicarbonato sódico
- 1/4 de cucharadita de sal
- 240 g. de buttermilk* (yo no tenía así que puse 240 de leche con una cucharadita de limón exprimido)
- 1 cucharada de colorante rojo en gel o pasta
- 1 cucharadita de extracto de vainilla

* El buttermilk que yo puse lo compré en Lidl que ya viene preparado, en el caso de que lo queráis hacer casero se echa una cucharadita de un limón exprimido a 240 g. de leche.

Preparación:

Precalentar el horno a 180º y engrasar el molde.
Tamizar en un bol la harina, el cacao, la levadura, la sal y el bicarbonato.
En otro bol, mezclar el buttermilk con el colorante rojo, el extracto de vainilla y el vinagre.
Batir la mantequilla con el azúcar hasta que la mezcla este cremosa. Después vamos añadadiendo los huevos, primero uno, y una vez esté integrado, el siguiente.
Añadir los ingredientes secos en 3 veces, y los líquidos en dos: secos-líquidos-secos-líquidos-secos.
Dividir la masa en dos partes iguales, poner primero una en el molde y hornear durante unos 45 minutos o cuando al insertar un palillo, éste salga totalmente seco, y repetir con la siguiente mitad. Dejarlo enfriar en una rejilla, envolverlo en papel film y meterlo en la nevera (yo lo dejé un par de horas).

· Ahora vamos con el frosting de queso para rellenar y cubrir la tarta:

Ingredientes:

- 400 g de queso crema
- 125 g de mantequilla
- 350 g de azúcar glass
- 1 cucharadita de extracto de vainilla

Preparación:

Mezclar todos los ingredientes salvo la crema de queso hasta que la mezcla este bien integrada. Añadir la crema de queso (debe estar fria) y mezclar lo mínimo necesario. ¡Ojo! Que esta crema tiende a derretirse muy fácilmente...

Con el frosting hice las flores para decorarla y teñí un poquito de verde para hacer las hojas.


La verdad es que hacía mucha calor y tuve que ir metiendo la tarta bastante en la nevera para que quedara un poco decente, pero el resultado no fue del todo malo.



Y aquí la tarta con las velas, las compró mi madre en Caprabo, y para ser sinceros me gustaron mucho porque luego te las puedes comer jejeje.

Pues esto es todo por hoy, muchos besos a tod@s, ¡muaaa!









2 comentarios:

  1. Doy fe! buenísima, es que la yaya lo merece! Hasta se hizo pequeña, porque estaba tan rica que la gran mayoría hubieramos repetido.
    A parte, lo preciosa que es. Qué tienes un arte con la decoración!

    Diana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay flor, si no fuera por vosotros...! Gracias

      Eliminar